diumenge, 19 d’abril de 2009

HOTEL BLUES VUELVE FUERTE DESPUÉS DE SEMANA SANTA.

Si queridas. Hotel Blues ha vuelto con fuerza después de los días de asueto de Semana Santa.

Y lo hicieron nuevamente en formato de duo, en formato de pareja, en formato de dupla.

El tandem de los Rovira i Virgili del groove, de los Duran i Reynals del houserockin', de los Puig i Cadafalch del swing, es decir, Emili Dragone y El Director, volvieron a demostrar de lo que son capaces de hacer con unos discos, dos micros, dos horas y, por supuesto, ningún miramiento.

En una nueva e imprescindible cita con el universo Hotel Blues, que, una vez más rayó la excelencia, los dos pilares del blues en las ondas jugaron papeles distintos, que unidos funcionaron como la máquina perfecta e implacable a la que nos tienen acostumbradas a todas.

En esta edición, el encargado de mantener a salvo la llama sagrada del blues fué Dragone, que, todo y encontrarse mermado por una lesión en la muñeca derecha, apostó fuerte con un inicio de alto voltaje rockero de la mano de los cuervos más negros de Atlanta, que visitarán nuestro país el mes que viene, para presentar su nuevo doble álbum en estudio (único concierto en el festival Azkena Rock). A partir de ese momento, Dragone puso sobre el tapete del Hall del Hotel un elenco de amigos suyos, que con una guitarra en las manos son capaces de tumbar al mismísimo Marvin "Maravilla" Hagler. Juzguen ustedes: Joe Bonamassa, Smokin' Joe Kubek & Bnois King, Buddy Guy acompañado por el bueno de Robert Randolph, Albert Cummings i la butifarreta atómica Poppa Chubby. Dicen que al abandonar el Hall del Hotel a altas horas de la madrugada, se giró a media escalera y masculló algo así como: "Ahí queda eso, y el que quiera, que lo recoja".

Por su parte, nuestro guía espiritual, nuestro César, nuestro Caballero Oscuro del Blues, nuestro amado Director, se descolgó con una provocadora actitud, que a buen seguro le supondrá una citación ante el Tribunal Supremo de la Llama del Blues.
Inició el programa con el nuevo single de la nueva formación de Don Benito, Ben Harper & Relentless7, para continuar con el tupé más electrizante del swing, el blues, el rock o lo que le echen, Brian Setzer y su brutal Orchestra. Aportó más adelante el momento emotivo glosando la triste historia de uno de los grandes, (aunque para muchos, injustamente desconocido) del panorama musical, Paul Pena. Caminó por el alambre al ritmo vacilón del Lebowsky del funk-surf-blues-rock, Donavon Frankenreiter. Se acercó desafiante a la custodiada llama parapetado detras de la guitarra de Marc Ford, ventiló los efluvios pestilentes del retrete móvil del trobador de Duluth, Bob Dylan, con su material más reciente, para acabar glosando un nuevo clásico de la mano de Ritchie Blackmore y los Deep Purple, recordando el famoso incendio del Casino de Montreux durante el concierto de Frank Zappa y sus Mothers of Invention.

Bien queridas. Aquí os dejo el set list del programa y una servidora se va a dar una ducha fría, pues el calor ya aprieta y los cuerpos sudorosos del Director y de Dragone batiendose en duelo con las ondas me ponen loca.



HOTEL BLUES 19/04/2009
  1. Shimmer & shine - Ben Harper & Relentless7 (White lies for dark times)
  2. Go Faster - The Black Crowes (By your side)
  3. The dirty boogie - The Brian Setzer Orchestra (The Dirty Boogie)
  4. As the crow flies - Joe Bonamassa (The ballad of John Henry)
  5. Gonna move - Paul Pena (New Train)
  6. That ring don't mean a thing - Smokin' Joe Kubek & Bnois King (Blood Brothers)
  7. Move by yoursef - Donavon Frankenreiter (Move by yourself)
  8. That's my home - Buddy Guy (Skin Deep)
  9. Locked down tight - Marc Ford & The Neptune Blues Club
  10. Tell it like it is - Albert Cummings (Feel so good live)
  11. Beyond here lies nothing - Bob Dylan (Toghether trough life)
  12. You never loved me - Popa Chubby (Deliveries after dark)
  13. Clásico de la semana vol.27: Smoke on the water - Deep Purple (Machine head)

Hans.