diumenge, 7 de setembre de 2008

BIENVENIDOS A UNA NUEVA ERA

Bienvenidos al nuevo espacio del programa Hotel Blues en la red. Hemos cambiado de ubicación y poco a poco os daréis cuenta que también hemos cambiado de intenciones.
Seremos más y seremos, o por lo menos lo intentaremos, más variados e incisivos. Aquí podréis encontrar, no solo la información puntual de lo que acontezca en ese maravilloso y espectacular programa radiofónico, (punta de lanza de la crema del blues, el soul, el rock y todos los estilos musicales que conforman la más adictiva creación que el ser humano, e incluso algunos animales, han construido durante los últimos dos siglos aproximadamente)sino también todo tipo de informaciones que un selecto y elitista grupo de opinadores sobre las materias anteriormente citadas irá vertiendo en este desde ya, páramo del saber musical.

Al frente del citado programa, Hotel Blues, encontraremos, como no, al más grande, a la fiera sexual, a la luz que guía nuestros destinos, a nuestro lubricante mental i corporal, al inigualable, altísimo, magnánimo, titánico, etéreo y cristalínico, al Zepelínico … (redoble de tambores):

“EL DIRECTOR”

Y ya sin luces de neón, pero con un esfuerzo digno de encomio, dado lo difícil que es hacerse un sitio al lado del Zepelínico, el habitual elenco de estrellas que conforman el mayor espectáculo radiofónico que jamás haya existido ni lo vaya a hacer nunca:
Emili Dragone, el huésped más fiel del hotel, el hombre del sillón orejero de sky verde, el hombre de la copa de licor y los movimientos elípticos.
Hernán “Chino” Senra, el hombre del balancín, el hombre del dobro plateado, el verdadero poseedor del Mojo en el Hotel, el hombre que debe acostar a los dos anteriormente citados a altas horas de la madrugada dada su querencia a las incontroladas ingestas de licores y otros brebajes.
El tío de América. El único hombre al que se le permite la entrada al establecimiento en mallas. Bueno, eso cuando se digna a entrar. Bueno, y el único que tiene a su servicio a todos los bufetes de abogados más prestigiosos del país, y el único al que se le permite participar desde el W.C. de su suite, y el único al que se le permite…, bueno el único hombre al que se le permite en general.
Montse Cuberes. La mujer que vive entre teclas, faders, cables juntas de culatas y tapas de delco. La mujer que consigue que domingo tras domingo salgan del Hotel los sonidos más imprevisibles i variados.

Y también, las apariciones estelares de Hans, Igor, Helga, Abdulha, Dalí, etc, etc.

O sea, que en lo que se refiere al espacio radiofónico referente de este país, no hay grandes cambios. Mejor dicho, ninguno.
Pero en lo que se refiere a este recién inaugurado espacio bloggero, prepárense señoras, porque lo que puedan leer aquí, no lo habrán hecho nunca en ningún otro sitio, (aunque no descartamos plagiar todo lo que nos guste y después negar toda acusación, volcar todos nuestros esfuerzos en desmentir cualquier sospecha, poner a trabajar a nuestros servicios jurídicos, sacar toda la pasta que podamos, quemar las casas de quien ose levantar un dedo contra nosotros, y mearnos en las cenizas de estas.)

Bienvenidos a una nueva era. Se inicia un viaje sin retorno. Se va a cagar la perra. Bla, bla, bla…

Permanezcan atentos a la red.