dimarts, 2 de novembre de 2010

PEGADA, CONTUNDENCIA, SÍ. PERO CLASE Y SENSIBILIDAD TAMBIÉN.

Si amigas.
Que los muchachos han hecho una bandera de la velocidad, la contundencia, el ritmo y en ocasiones, del caos bien organizado, lo sabe hasta el del carrito de los helados (muletilla clásica del gran José María García, ahora comentarista a tiempo parcial en RAC1).
Que si, que muchas veces al Director se le va la fuerza por la boca. Que a Dragone la diócesis catalana lo tiene vigilado con lupa. Que más de uno y de una creen que rozan el abismo de lo incorrecto en más de una ocasión, también.
Pero lo que no se les puede negar, es que han escrito un inicio de temporada, en cuanto a nivel musical se refiere, al alcance de muy pocos.
A saber.
El Director ya no esconde (si lo había hecho en alguna ocasión) sus debilidades. Ya sea en forma de género musical (está presentando unas bandas y unos músicos de un corte rockero sin matiz alguno (vease Lions in the street, Danko Jones, Jerry Lee Lewis, The Brew o Ron Wood), ya sea de corte sentimental (su más que estable relación actual con Imelda May) o bien en lo que a estilo se refiere (capítulo aparte merecen sus pantalones de cuero con las nalgas al aire).
El fichaje de la temporada (que no será el último), el becario Oriol Esteve, se pasea por el Hall del Hotel, como si lo hubiera hecho desde el día de la inauguración de tan emblemático establecimiento. Llega, observa con sonrisa socarrona a los dos Totems de la radio musical, opina, sentencia y abre juego con bandas como The Muggs o The Deans. Lleva poco tiempo en el Hall, pero seguro que en el mercado de invierno, el Director habrá de echar mano de su libro de estilo (aka leyenda) para convencer a la joya de la cantera, de que haga oídos sordos a los cantos de sirena con talonario que escuchará desde diferentes imperios monopolistas.
Y Dragone?
Ahhhh, Dragone! (como entonaría el inefable Ferran Monegal) .
Lo de Dragone merece mención especial. Dragone ha empezado la temporada pletórico.
El hombre sobre el que antaño caían puyas e indolentes ataques por parte de los puristas del estilo, acusándole de programar en exceso a músicos fuera de la senda más estricta del blues según algunos, a convertido en este inicio de temporada cada una de sus intervenciones en clases magistrales del género.
Casi sin darse cuenta, cada vez que el ínclito huésped se adueña del micrófono para arengar a la audiencia y a la vez para hablar sobre algún músico, la sala de maquinas del Hotel se para y todos y cada uno de los presentes en el establecimiento paran la oreja para tomar buena nota de lo que el Tornado de Laforja les va a ofrecer. Suyo es el mérito de que esta temporada no dejen de sonar continuamente novedades discográficas de rabiosa actualidad en el mundo del blues puro y duro, mezcla de clasicismo con la vanguardia más fiel a las raíces.
No se ha cansado de bajar de su habitación los trabajos recién encuñados de gente como Joe Louis Walker, Walter Trout, Eric Gales, Jimmie Vaughan, Rick Derringer o la Kenny Wayne Shepherd Band entre otros. Pero además ha aportado una novedad más esta temporada, ahora Dragone da protagonismo a su faceta de investigador del género y presenta trabajos sobresalientes de artistas que rozan la excelencia y que mantienen al programa en el punto de mira de todos, admiradoras y detractores. Detractores que no pueden por más que quitarse el sombrero ante descubrimientos a la audiencia del tamaño de Pryor Baird & the Deacons, Eden Brent, la faceta blues escondida de la inefable Cyndi Lauper (arriesgada pero acertadísima apuesta), y por encima de todo y de todos, un nombre : Jason Ricci. Dragone trazó un más que edificante perfil del artista el pasado domingo 24 de octubre y en el programa de este último domingo dejó sin aliento a propios y extraños con una de las piezas más emocionantes y brutales que han sonado últimamente en el sacrosanto Hotel, "The way I Hurt Myself". Por cierto, aquí les dejo el video de una de las actuaciones de este portento de armonicista, en el que interpreta el solo de armónica del tema anteriormente citado, el 28 de febrero de 2008 en el "Mexicali Blues" de Teaneck, NJ.


Si todavía buscan motivos para dejarse envenenar por la ponzoñosa pócima de Hotel Blues, es que ustedes pertenecen a otra especie que no es la humana.

Señoras y señores, con ustedes la nueva dimensión, ha nacido "Hotel Blues 2.0".


Por cierto, que además, los muchachos no dejan de recomendar conciertos y actos destacados relacionados con los artistas que habitan en el imaginario de esta apisonadora radiofónica. Ya hemos pasado la XXIII edición del Festival de Blues de Cerdanyola, puntualmente ilustrada por los miembros del equipo, o el concierto de Joe Bonamassa. La cosa sigue, y esta semana llega a Barcelona el volcán canadiense en permanente erupción, Danko Jones (jueves sala Bikini) y la semana que viene, la novia del Director, Imelda May.
Os dejamos hoy con el excelente video del canadiense, que abrió la noche del domingo en Hotel Blues.
Nos vemos el jueves en la sala Bikini con Danko Jones.

Ah! y el setlist de este domingo! Recuerden clickar sobre el mismo para visionarlo con detalle.





Hans.